dimarts, 2 d’octubre de 2007

Heideegger

No podemos ni siquiera imaginar como sería el mundo visto con los ojos de un valiente

Heideegger

P.D: llàstima que hi hagi tant de covard solt